Sin miedo!

fallar

A primera hora de la mañana leía un artículo sobre Mardy Fish el tenista norteamericano que se vio forzado a dejar su carrera profesional como tenista por lo que en psicología se llama un desorden de ansiedad. El pánico producido por el miedo a no conseguir una meta. El miedo ano ser capaz de afrontar ese penúltimo reto.

Creo que todos hemos sentido esos nervios antes de alguna cita importante, personal o profesional. Ese miedo a que todo salga mal, a fallar, a no aprobar, a fallarles a esas personas que tanto han confiado en nosotros, a no conseguir realizar la tarea de la forma esperada.

Quizás ante esta situación, lo mejor sea pararse un poco a reflexionar y a repasar un poco aquello que te ha permitido alcanzar esa posición, pensar en por qué confían ene ti para tirar ese tiro libre, ese penalti, en por qué te han dado la responsabilidad de realizar esa tarea. Relativizar la situación. Tu familia, tus amigos, la gente que te quiere no va a modificar su opinión sobre ti.  Tú has forjado esa opinión durante tiempo con hechos y actuaciones concretas, con lo que has sido durante una trayectoria, una temporada, una vida.

No digo que no que no te importe, no digo que no te preocupe, no digo que no estés concentrado y atento a la tarea. Sino que entiendas que ese partido, ese tiro libre, ese penalti es parte de un todo, parte de tu pida, no es lo único y que habrá más penaltis, más tiros libres, más partidos, más finales.

Si fallas el penalti, o el tiro libre o no pasas de ronda y te eliminan, eso es parte del deporte, ganar y perder forma parte de la competición, forma parte de la vida. Y vivir y hacer vivir es lo más importante.

El miedo a fallar no es útil, y no te ayuda ni a vivir ni a hacer vivir.

Sin miedo!fallar3

Anuncios

Objetivo mejorar!

Hoy, domingo 11 de junio de 2017, el Señor Rafael Nadal, ( lo de Señor con todos los significados positivos que pueda tener) se juega una final. La final de Roland Garros. Hace un año le daban por muerto, no lo estaba, solo estaba reconvirtiendo ese objetivo , encontrando un nuevo camino para mejorar.

No cabe aquí la idea de que Rafa ha vuelto, porque no puede volver quien nunca se ha ido.

 

 

descarga2Cuando se escuchan ruedas de prensa de muchos deportistas se pueden escuchar ruedas de prensa a veces de carácter defensivo o agresivo. Hay deportistas que van a defenderse a la rueda de prensa y otros que van a justificarse.

Pero hay deportistas que son un ejemplo continuo, después de perder la final del torneo de Acapulco, Rafa Nadal sale a la rueda de prensa diciendo “estoy muy satisfecho de mi juego” y que debía felicitar al oponente por su juego y por la victoria.

Rafa lo hizo con normalidad con esa sensación de que has perdido, pero con normalidad sin miedo, sin ese falso orgullo. Por eso Rafa es un ejemplo para muchos deportistas. Después de su lesión este año es su segunda final, su segunda final perdida pero su segunda final.

Y sabéis que más dice “he hecho una buena semana y ahora tengo unos días para seguir entrenando y espero que me sirva para seguir entrenando y así apuntalar algunas cosillas”. Rafa es de esa clase de deportistas que tiene una visión poco habitual, piensa en mejorar, en trabajar para mejorar, porque sabe que los resultados llegarán.

Y es por eso que han llegado los resultados, porque el objetivo no es un objetivo concreto el objetivo es mejorar.

Objetivo mejorar!

Siempre Negatifo Nunca Positifo!.

vangaal

Todos los amantes o seguidores del futbol recuerdan estas palabras de un entrenador de futbol holandés muy enfadado antes las preguntas de los periodistas. Si, se trata de Louis VanGaal, ese holandés de mejillas rojizas y muchas veces con cara de vinagre que hizo famosa esa frase.

El mes pasado Louis anunciaba su retirada, pero no por motivos técnicos sino por motivos personales, es más, la notica apunta a motivos familiares. 65 años una vida profesional llena de luces y sombras, de éxitos y de no éxitos. Una persona coherente y ,desde la distancia, muy profesional.

Hay muchos entrenadores que sufren la presión de una forma extraordinaria y no son capaces de recuperar la “compostura”. A otros estas situaciones no les afectan, son parte del juego, parte del deporte, parte de competir. Pero yo creo que a Louis y otros muchos los que nos molesta sobremanera son las malas formas, los malos modos, la falta de educación. Esa combinación conforma un coctel explosivo.

El domingo escuchaba en la radio alguien que comentaba que no suele decir palabrotas y que casi se excusaba por no hacerlo. Perdón pero no , no es necesario ser maleducado, ni usar malos modos, ni faltar al respeto, ni mentir, …

Si la única forma que conoces de dirigir un partido o un equipo es con malos modos, mejor será que aprendas a hacerlo de otra forma, porque eso no funciona para siempre muchacho. La humildad, el trabajo y la buena educación esos si son eternos.

SIEMPRE POSITIVO,  nunca negativo.

Nada cambia! Mañana va a ser tarde

cambio-2

Estoy esperando en la estación de tren y lo cierto es, que como siempre, la hoja en blanco no ayuda mucho. El otro día reflexionaba en voz alta mientras comentaba con una persona sobre la puntualidad, las manías y el desmoronamiento de los castillos, (esto último sin nada que ver ni con la monarquía, ni con la burbuja inmobiliaria, ni con el resurgir de la construcción como actividad económica).

Como todos sabéis y experimentáis las “manías personales” son un elemento muy socorrido. Me interesa hoy comentar la manía de intentar conseguir que la velocidad del tiempo sea modificable a voluntad. Qué os parecería si pudiésemos modificar la sensación del tiempo, me lo estoy pasando bien, que no se acabe, o al revés esto es muy aburrido, que pase rápido que llegue rápido la hora de salir.

Yo creo que eso es posible y que si realmente te concentras eres capaz de abstraerte al paso del tiempo ubicándote en un espacio diferente. Si enlazamos esto con la puntualidad ¿por qué enfadarse cuando la gente llega tarde? ¿Cuánto tiempo habríamos vivido más si no hubiésemos esperado por la gente que llega tarde? ¿Son esas personas las que hacen que se desmorone nuestra planificación? ¿Nuestra agenda? ¿Nuestro horario?

Como dice un buen amigo, podemos encontrar las excusas que queramos con el fin de justificar, explicar, o razonar lo que nos pasa, aunque lo cierto es que creo que es mejor trabajar para cambiarlo que consumir nuestra energía en justificarse. Mañana va a ser tarde, empieza hoy!. Si Yo no cambio, Nada cambia!

Saber olvidar o saber recordar?

En la vida hay momentos difíciles, que por uno u otro motivo los he vivido de una forma especialmente amarga. Seguro que si hacéis memoria todos tenéis momentos más o menos tristes que se os vienen a la mente. Yo no conozco a nadie que no los haya tenido y que no los recuerde.

De eso se trata el post de hoy, de ser capaz de estirar y esconder esos recuerdos, de archivarlos, No digo de perderlos, ni de borrarlos completamente, digo de archivarlos en algún lugar de nuestra mente. En un lugar donde queden guardados y que su presencia en lo cotidiano sea controlada por nosotros mimos. Que su afloramiento no sea espontáneo ni fortuito. Todos nosotros deberíamos mantener el escritorio de nuestra mente limpio, ordenado, con los ficheros en carpetas. Con las cosas importantes más cerca y los buenos momentos más “ a mano”. De esta forma deberíamos saber dónde buscar y asi donde poder encontrar ese recuerdo.

Cabe el riesgo que alguien pueda confundir recordar con ser rencoroso. Pero eso como otras muchas cosas son decisiones personales. Yo creo que son dos cosas independientes.

Os imagináis no poder olvidar nada? ¿Recordarlo todo, cada minuto, cada segundo? Si somos capaces de seleccionar que queremos recordar, que queremos traer a nuestra mente y que queremos apartar de ella, entonces deberemos decidir si queremos vivir con los buenos recuerdos o con los recuerdos tristes. Que carpetas visitar con que frecuencia

¿Qué os parece más importante saber olvidar o saber recordar? Yo creo que es más importante saber recordar.

Cierrabares!

imagen-2  Una persona a la que quiero mucho, me decía hace poco, que hay ciertas personas que se conocen como los “Cierrabares”. Yo no suelo frecuentar los bares, así que le pregunté ¿cómo es eso?, incitándola a que me describiese los rasgos significativos de dichos individuos.

Después de varios improperios, la descripción de los cierrabares empezaba a tomar cuerpo. “Mira, llegan los últimos, nunca están satisfechos y lo único que hacen es protestar. Además, saben que cerramos a esa hora y están hasta el último minuto, creo que lo único que buscan es crear mala sintonía”.

Al final entendía que la tribu de los cierrabares tiene en común ciertas cosas, es más yo diría, comparte ciertos caracteres genéticos con los bocachanclas y los tocahuevos y tiene como carácter diferenciador el entorno donde se produce la acción.

Pues, aunque parezca mentira, en los ámbitos deportivos también existen especímenes de esta tribu, aunque quizás dado el entorno con una actitud más comedida. También en el deporte de formación existen personas que transmiten sus frustraciones a sus hijos, hijas, a sus compañeros de equipo, a los otros padres en la grada y a los otros entrenadores.

Pero hay una variante todavía más venenosa, esto es los seres que creen y peor aún muestran de forma extremadamente notoria su confianza en haber engendrado a genios, rebosantes de talento y con unas condiciones físicas y mentales excelentes. Lamentablemente esa visión subjetiva no coincide con la realidad, y es entonces cuando el mundo se pone en contra, el club no quiere, el equipo es malo y el entrenador no sabe.

Por eso es necesario tener mucho cuidado con las tribus que nos rodean, no solo con los cierrabares. Nosotros a lo nuestro, DISFRUTAR, COMPETIR Y si se puede …….

ganar

Despistados!

despistados-foto

Parece mentira que personas que están en el deporte hagan planteamientos que podríamos definir (en el mejor caso) como de despiste.

El otro día hablaba con alguien, mejor dicho, me enviaba un wasup para decirme que que en el equipo primero se van a encargar de la parte física y que si después le hacía falta ya verían lo del psicólogo. Si a alguien le gusta la cocina eso es como intentar hacer una tortilla de patata, pero cocinando primero el huevo y después intentar mezclare las patatas

Las cosas son como son, todavía hay personas en el deporte (por cierto, estamos ya en el siglo XXI no en el XIX) que opinan que esto es secundario. Estas personas creen que es más importante la estrategia que la preparación física, o más importante la preparación física que la preparación psicológica. Quizás la imagen suene excesiva, pero alguien cree que Rafa Nadal, o Djokovic, o Federer, o Ruth Beitia, o Fernando Alonso o Mo Farah serían lo que son sin su fuerza psicológica. ¿Y alguien me puede explicar cómo se fortalece mentalmente a un deportista?.

El otro día Mar publicaba un post “El efecto nocebo”, os adjunto el link https://wordpress.com/read/feeds/10123292/posts/1153762593 y quizás esa sea la respuesta a muchas cosas, a muchas preguntas que habitualmente nos hacemos. Todos sabemos que pretender un mundo ideal es una pretensión utópica. Que separar la parte física de la mental, de la técnica y de la táctica conduce a tener equipos desequilibrados, pero bueno …

Quizás sea mejor así, que sigan,  Despistados!.

¿Por qué?

corro.jpgUn día, de repente, te das cuenta que la llama que mantiene viva tu ilusión está maltrecha. Esa ilusión ha sufrido, una y otra vez los embates de un entorno agresivo y muy poco gratificante. Por lo que te ves en el momento de decidir qué hacer con tu vida y tu mente decide que es el momento de construir, de crear, de sentir, de volver a disfrutar.

Ese momento es un momento excepcional, es un momento donde de tu fuerza interior es más potente que los elementos externos. Tu confianza supera a tus miedos y tu mochila se libera de las piedras y de los lastres del pasado.  Sí,  es verdad la frase “No esperes, nunca será el momento perfecto. Comienza ahora y empieza con medios que tengas disponibles, pronto dispondrás de herramientas mejores”.

Ahora, debes ser capaz de priorizar, es el momento de enfocar tu energía de forma óptima. Lo primero mantengas la mochila limpia, sin cargas, olvidando lo que pudo ser y no fue o lo que fue y pudo haber sido.

El pasado ya no existe, es futuro incierto, la situación es diferente, el tiempo es diferente, tú has decidido que sea diferente. Es el momento de crear equipo, de crear una nueva estructura.

Es imprescindible que te posiciones en otro plano mental. Esa levedad mental es muy deseable, más aún, es vital para ti. Debes dedicar la energía a crear, a pensar, a desarrollar, ….  A TRABAJAR BIEN y de eso sabes.

Lo que parecía imposible, ahora se torna realidad y posible, y de repente nuevas jugadoras, nuevos retos, nervios otra vez. Vuelves a tener nuevos desafíos. Si volver a competir

Dejas atrás el pasado, agravios y malos rollos, y todo parece que se convierte en Ilusión.

Y todavía te preguntas ¿Por qué?

Hoy y siempre es el tiempo del cambio. — consultoriatecnicablog

Mucho tiempo sin escribir, lo cierto es que mi cabeza ha estado enroscada con muchas cosas, familiares, personales, profesionales y no he tenido la fuerza de espíritu para empezar desde la pantalla en blanco. Pero esta mañana temprano leía un comentario sobre el cambio y la transición. Allí comparaban las dos formas. En términos deportivos […]

a través de Hoy y siempre es el tiempo del cambio. — consultoriatecnicablog

Hoy y siempre es el tiempo del cambio.

cambio1Mucho tiempo sin escribir, lo cierto es que mi cabeza ha estado enroscada con muchas cosas, familiares, personales, profesionales y no he tenido la fuerza de espíritu para empezar desde la pantalla en blanco. Pero esta mañana temprano leía un comentario sobre el cambio y la transición. Allí comparaban las dos formas. En términos deportivos le explosividad del trabajo anaeróbica y la progresividad del trabajo aeróbico. No estoy muy de acuerdo con el fondo del comentario, por eso me he atrevido a intentar reflexionar por escrito sobre el asunto y a intentar reflejar mis pensamientos.

               ¿Qué es cambiar? Muchas personas tienen o teníamos la idea de que cambiar está asociado con la ruptura, la novedad, el desafío, el reto, incluso a veces al revanchismo o al encono. Y en mi opinión nada más lejos de la realidad

Quizás cambiar sea algo menos “glamuroso”, más pausado y tranquilo, más sereno y reflexivo. En mi humilde opinión quizás se trate de recuperar la esencia, recuperar el poder sentirte a gusto contigo mismo. Quizás tenga que ver con recuperar tus valores y creencias. De tomar decisiones y decidir pelear por poder ordenar tus ideas y tus pensamientos. Tomar el camino de abandonar estereotipos y criterios de otros. Dejar de hacer cosas con las que no estás de acuerdo. Sintetizando de alguna forma actuar al dictado de tu conciencia y tu albedrío.

               Yo creo que cambiar se trata de sentir que tu controlas el rumbo de tu barco, más que el puerto al que te diriges. Sentirte feliz, porque sobrevives un día más con dignidad, con honestidad, con el respeto de tu gente.

               Porque vida no hay más que una y como decía mi abuelo “Es mejor morir que perder la vida”. Hoy y siempre es el tiempo del cambio.

No solo por dinero!

Lamentablemente y aunque pueda no parecerlo, hay personas que están en el deporte de formación únicamente por los beneficios que le reporta esa actividad. Y no hablo de los beneficios personales o humanos que para mí son los importantes. Hablo de la retribución económica que perciben o de la notoriedad social o de la sensación de poder. A mí me parecía increíble pero estoy seguro que todos vosotros conocéis a alguien que está en esa situación en alguno de los casos o incluso donde todos estos egoísmos se mezclan.

Clubs o entidades deportivas donde su cuerpo técnico está únicamente pendiente del aspecto económico de su actividad, y para mantenerlo renuncian a sus principios, a su coherencia, sacrifican los valores, la pasión, la ilusión, el cariño,… Donde lo importante es cobrar, o salir en la foto o aparentar…Donde sus dirigentes están desempeñando funciones que por unas u otras razones desconocen y para las que no están dispuestos a sacrificar ni tiempo ni esfuerzo en aprender.

Es cierto, lo reconozco, quizás sea un idealista, un soñador, pero creo que sin pasión no hay futuro, no hay crecimiento, no hay ilusión y esa es la diferencia entre los clubs que progresan y crecen y los que se estacan y desaparecen.

Porque en esta vida hay cosas más importantes que el dinero, la fama, el prestigio social, el poder, esas cosas son la generosidad, el trabajo en equipo,… Porque esos equipos mas que sumar, multiplican …